¿Qué es y para qué sirve la cirugía refractiva?

La necesidad de usar anteojos o lentes de contacto para corregir un defecto refractivo es el pan de cada día de una gran cantidad de personas. No obstante, cada vez son más los hombres y mujeres que aprovechan la posibilidad de ver por si mismos gracias a la cirugía refractiva. Una cirugía refractiva es cualquier procedimiento quirúrgico destinado a corregir de manera permanente algún defecto refractivo, ya sea miopía, hipermetropía, astigmatismo o la combinación de varios de estos defectos refractivos.

En la última década, la cirugía refractiva ha revolucionado el mundo de la salud visual debido al desarrollo de nuevas técnicas, cada vez más seguras y precisas, que permiten alcanzar excelentes resultados. En términos generales, la cirugía refractiva consiste en modificar la forma de la córnea (el tejido más superficial del ojo), haciéndola más curva o más plana para que así pueda enfocar nítidamente las imágenes en la retina. Esto se logra removiendo pequeñísimas cantidades de tejido mediante el efecto de un rayo láser.

Los orígenes de la cirugía refractiva se remontan a 1949. Entonces, el pionero en esta práctica, el oftalmólogo catalán Dr. Joaquín Barraquer, la describió como la “modificación de la refracción del ojo por una intervención quirúrgica plástica sobre la córnea”. En 1983 se produce un gran avance en cirugía refractiva: el uso del Láser Excimer, una tecnología que, retomando los principios enunciados por el Dr. Barraquer, permite resultados más precisos y estables.

Actualmente, la técnica LASIK (siglas de Laser Assisted in Situ Keratomileusis) es el procedimiento más utilizado para la corrección de la mayoría de los defectos refractivos. Esta cirugía refractiva consiste en desprender parcialmente una capa muy fina de córnea para facilitar la acción del rayo láser sobre el tejido subyacente. El láser se programa por computador, teniendo en cuenta las condiciones visuales de cada paciente y los algoritmos de tratamiento de cada defecto refractivo. Una vez se corrige la curvatura de la córnea, el cirujano pone el colgajo de córnea en su lugar original y lo asegura sin necesidad de suturas. La córnea sostendrá en su lugar el colgajo de manera natural.

Otras técnicas

  • Lasek (Hacer link con la pagina de procedimientos)
  • TransPRK (Hacer link con la pagina de procedimientos)
  • Lentes fáquicos intraoculares (Hacer link con la pagina de procedimientos)
  • Facoemulsificacion (Hacer link con la pagina de procedimientos)
  • Anilllos intraestromales (Hacer link con la pagina de procedimientos)

Sabías que…

  • La molestia postoperatoria más frecuente es la disminución de la calidad visual nocturna que se manifiesta en una mayor susceptibilidad al encandilamiento. Claro que no hay de qué preocuparse, pues esta condición es transitoria y después de unas semanas se revierte espontáneamente.
  • Luego de la cirugía Lasik algunas personas presentan síndrome de ojo seco. Para aliviar esta molestia se requiere el uso de lágrimas artificiales por al menos un mes luego de la cirugía.

Si tienes alguna pregunta acerca de las diferentes técnicas de cirugía refractiva por favor escríbenos a info@optilaser.com.co o llámanos al 7436009