Cirugía de catarata

Estudio preoperatorio

Antes de la cirugía de catarata, es necesario medir la longitud del ojo, la amplitud de la cámara anterior, la curvatura corneal y la cantidad de células del endotelio de la cornea; todo lo anterior, con el fin de elegir el lente intraocular que mejor se adapte a las condiciones ópticas de cada persona.

También se debe realizar el examen de fondo de ojo para detectar enfermedades en la retina que puedan disminuir el éxito de la cirugía, lo cual imposibilita predeterminar con exactitud la visión posterior a la cirugía. (American Academy Of Ophthalmology, 2016).

Adicionalmente, el estudio del estado de salud general deberá revisarse mediante un electrocardiograma, toma de presión arterial y valoración por anestesiología para disminuir los riesgos durante la cirugía.

Técnica utilizada en la Cirugía de catarata

En la actualidad, la técnica más utilizada es la facoemusificación, en la cual se realiza una pequeña incisión de dos milímetros aproximadamente en el borde de la córnea, se inserta un instrumento que utiliza ultrasonido de alta frecuencia, el cual rompe el centro del cristalino opaco y cuidadosamente lo succiona hacia afuera; una vez se ha removido el cristalino opaco, se coloca el Lente Intraocular (American Academy Of Ophthalmology, 2016).

Es importante tener en cuenta que debido al tamaño de la incisión realizada, generalmente se autosella, lo que conduce a una recuperación mucho más rápida, con menos molestia y complicaciones. Habitualmente, la cirugía de catarata es de corta duración (1 hora) y se realiza con anestesia en gotas, lo que elimina la sensación de dolor.

Debido al uso del ultrasonido y las condiciones de la córnea con el paso de la edad, no es recomendable esperar a que la catarata progrese demasiado para realizar esta cirugía.

Riesgos y complicaciones

Cuando se realiza el procedimiento con el equipo adecuado y un cirujano capacitado y entrenado, el índice de éxito es muy alto y al mismo tiempo se reduce el riesgo de complicaciones.

Como en todos los actos humanos, existe un pequeño porcentaje de casos en los cuales pueden surgir dificultades, las cuales en su mayoría se pueden contrarrestar (Álvarez, 2015):

Ruptura de la cápsula posterior:

Es una complicación que se produce en aproximadamente 1% de los casos, es más frecuente en pacientes con pupilas que no dilatan bien y con cataratas muy avanzadas. Por lo tanto, antes de la cirugía de catarata, usted sabrá si tiene predisposición a presentarla.

Infección:

Es la complicación más grave y puede generar pérdida de la visión del ojo operado, esto ocurre en un paciente cada dos mil operaciones a pesar de que hayamos tomado todas las previsiones al respecto, utilizando antibióticos antes, durante y después de la operación.

Puede ocurrir dentro de las primeras 24 horas después de la cirugía, de modo que los cuidados posoperatorios son necesarios para disminuir la probabilidad de contraerla.

Opacidad cápsula posterior: Ocurre con mayor frecuencia luego de los 2 años posteriores a la operación, se produce en aproximadamente el 10% de los pacientes operados y es más frecuente en jóvenes y diabéticos.

La opacidad capsular hace que nuevamente los rayos de luz no lleguen adecuadamente a la retina, por lo que es necesario realizar una limpieza en la cápsula mediante un láser denominado Yag Laser, con el propósito de restablecer la visión obtenida luego de la cirugía de catarata.

Post operatorio>

Una vez finalizado el procedimiento, el paciente será llevado a la sala de recuperación, en la cual tendrá un periodo de descanso y valoración posquirúrgica para ser dado de alta.

Luego del procedimiento quirúrgico, es muy importante seguir al pie de la letra las indicaciones dadas por el cirujano, especialmente en la formula medica, ya que los medicamentos aliviarán los síntomas y evitarán cualquier complicación.

Además, de la importancia de utilizar protectores oculares para dormir y gafas de sol para contrarrestar la luz brillante.

Durante las primeras semanas del periodo de su recuperación, deberá prescindir de actividades con alta exigencia física o de contacto, agacharse y realizar grandes esfuerzos.

Adicionalmente, se deben evitar zonas húmedas tales como piscina, sauna o turco.

Capsulas

No espere a que la catarata de su paciente progrese demasiado, ya que la edad y las condiciones del endotelio corneal pueden influir negativamente en el procedimiento quirúrgico y aumentar el riesgo de complicaciones.

Un diagnostico confiable debe estar ligado a la realización de un examen optométrico completo y una correlación de datos adecuada, para que el paciente reciba el tratamiento apropiado.

Si sigue al pie de la letra las indicaciones del equipo médico, su recuperación será mucho más rápida, con menos molestia y sin complicaciones.

El procedimiento debe ser realizado con el equipo adecuado y por un cirujano capacitado y entrenado, para que el índice de éxito de la cirugía de catarata sea muy alto y al mismo tiempo se minimice el riesgo de complicaciones.