CATARATA

¿Qué es la catarata?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) este término hace referencia a una opacidad del cristalino que impide el paso de luz correctamente en el ojo, teniendo en cuenta que generalmente se relaciona con el proceso de envejecimiento, aunque en ocasiones los niños pueden nacer con esta condición o desarrollarse después de una lesión o enfermedad. Según un estudio realizado por esta entidad en el año 2010, la catarata es responsable del 51% de la ceguera mundial, es decir que afecta aproximadamente a 20 millones de personas en todo el mundo.

¿Cuál es la causa?

El National Eye Institute, revela que el consumo de alcohol, tabaco y la exposición prolongada a la luz solar (ultravioleta) son algunas de las causas más importantes, teniendo en cuenta que enfermedades como la diabetes o la obesidad se han identificado recientemente como factores de riego adicionales.

¿Cuáles son los síntomas?

La mayoría de cataratas relacionadas con el proceso de envejecimiento y la edad se desarrollan gradualmente, por lo tanto, es posible que no se perciban cambios inmediatos en la visión o señales de cataratas en su estado temprano de desarrollo. A medida que progresan pueden aparecer los siguientes síntomas (American Academy Of Ophthalmology, 2014):

  • Visión borrosa o nublada
  • Mayor dificultad para ver de noche o con poca luz
  • Sensibilidad a la luz y al resplandor
  • Presencia de halos alrededor de las luces
  • Colores desvanecidos o amarillentos
  • Visión doble en un ojo

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento o corrección de la catarata, dependerá del grado de afectación visual y su progresión, de modo que, si después de cambiar la formula de las gafas la visión no es la suficiente debe considerarse la cirugía.

 

Cirugía

Lente intraocular (LIO)

El procedimiento más utilizado para la extracción de cataratas es llamado facoemulsificación, en el cual después de hacer una pequeña incisión en el borde de la córnea, se inserta un instrumento que utiliza ultrasonido de alta frecuencia, el cual rompe el centro del cristalino opaco y cuidadosamente lo succiona hacia afuera.
Una vez se ha removido el cristalino opaco, es reemplazado por un lente artificial de plástico, silicona o acrílico llamado Lente Intraocular (LIO), el cual al ser completamente transparente permite que la luz pase nuevamente a través del ojo adecuadamente. Este procedimiento es ambulatorio y por lo tanto no requiere de hospitalización (American Academy Of Ophthalmology, 2016).
Adicionalmente, existen diferentes tipos de lentes intraoculares dependiendo de las necesidades visuales de cada persona, dentro de los cuales se encuentran:

Lentes monofocales

Son el tipo más común de lentes, los cuales han sido utilizados por décadas con el propósito de proveer visión a una distancia en específico. Por lo tanto, la mayoría de personas los eligen con su fórmula para visión lejana y utilizan gafas para realizar actividades de cerca como leer, coser o firmar.

Lentes multifocales

Estos lentes reducen o eliminan la necesidad de utilizar gafas o lentes de contacto para realizar actividades en determinada distancia, ya que al tener una serie de anillos, es posible que la luz entre en las diferentes zonas y se logren ver con claridad los objetos lejanos y cercanos.

Lentes tóricos

Son una especie de lentes monofocales que además permiten corregir el astigmatismo.
Teniendo en cuenta lo anterior, es necesario asistir a los controles optométricos periódicamente con el objetivo de prevenir, detectar y tratar a tiempo esta enfermedad.

 

CAPSULAS

Pacientes:

Según un estudio realizado por la OMS en el año 2010, la catarata es responsable del 51% de la ceguera mundial y usted ¿Ya se está protegiendo contra los nocivos rayos ultravioleta?
Los investigadores señalan que además del uso de gafas de sol con protección UV, la adecuada nutrición y eliminar el consumo de alcohol y tabaco puede ayudar a reducir el riesgo de padecer catarata.

Profesionales:

Sabía usted que una de las cirugías más exitosa, segura y eficaz en los Estados Unidos es la de catarata.
Se estima que a medida que las personas viven más tiempo, crece el número de pacientes con catarata y a la vez su intervención quirúrgica sigue siendo una de las cirugías con mejor índice costo/beneficio en todo el mundo.